Los límites




Vivienda entre Cataluña y Aragón

Cuando se establecieron las provincias, el límite administrativo entre las de Lérida y Huesca, en buena parte de la zona más septentrional, quedó definido por el río Noguera Ribagorzana. En teoría. En la práctica, la divisoria administrativa discurre a veces por un lado y a veces por el otro. Se dan casos curiosos. Las casas de Puente de Montañana  están en su mayoría en la orilla izquierda del río pero es una localidad de la provincia de Huesca. Pero aún así, la calle Tremp tiene las casas de un lado en Aragón y las del otro en Cataluña. Un panel informativo así lo indica. Pero hay una situación más curiosa: una casa tiene el comedor en el viejo Reino y las habitaciones en el Principado. En la Ribagorza es difícil poner fronteras este-oeste. Me parece.


Calle Tremp

Cuestión de gustos

Comparsa oscense de gigantes


En su edición del 16 junio 1893, el Diario de Huesca afirmaba que se preparaba la renovación de la comparsa de gigantes y cabezudos para las próximas fiestas de San Lorenzo. Al mismo tiempo, “se piensa sustituir la famosa y tradicional gaita serrana por pito y tamboril”. El cambio era aplaudido por el periódico oscense “porque indica algo de mejores gustos”.

El molino de Benabarre


Antiguo molino harinero de Benabarre
 Benabarre es un población que merece una detenida visita. Pero, junto a la espectacularidad del castillo, la trama urbana, el pozo de nieve o la no menos espectacularidad del queso y el chocolate, rincones como el del molino harinero satisfacen al visitante. Seguro. El pequeño puente medieval salva el barranco. Al fondo, el edificio recuperado en su estructura y que estaba parcialmente excavado en la roca. En la parte alta, la balsa y el cubo para lanzar el agua parecen una muralla. Su restauración añadió un elemento de interés a la villa ribagorzana.

La manifestación del 14 de noviembre


En la Plaza de Navarra poco antes de la manifestación
 El seguimiento de la huelga del dìa 14 en la ciudad de Huesca no fue excesivo. El tejido industrial que hace unos años hubiera dado contenido a las cifras del paro ha desaparecido y ahora el el paro no es el de un día, sino el permanente que asfixia cada vez a más familias. Las personas que tienen un trabajo debieron considerar el riesgo de perder su puesto, pero no era la huelga la única forma de mostrar lo que se opina. Las dos manifestaciones que hibo el día 14 permitieron dar a conocer el amplio rechazo a la situación económica, política y social que muestra la sociedad oscense en estos momentos.
La concentración y manifestación de la tarde mostró en el centro de la ciudad la temperatura social en esta cuestión. Reunir a varios miles de oscenses por un motivo concreto es difícil. El asunto tiene así un valor añadido. La sociedad demanda soluciones. Con paciencia, pero con decisión.

Un poco de nostalgia

Plaza de san Félix y san Voto. Plumilla de Alvira Banzo


Mientras buscaba imágenes para una publicación que estoy preparando he encontrado esta reproducción de una plumilla de mi hermano Fernando. Es la oscense plaza de San Fñelix y San Voto, en proceso de derribo actualmente para urbanizar y mejorar ese entorno.
La imagen es de hace años y recoge la plaza como estaba antes, cuando formaba parte de la ciudad. Cerca de las huertas y del centro, era considerado casi el arrabal porque quedaba demasiado lejor de las cuatro esquinas.Supongo. El caso es que está bien cerca del centro, sobre todo ahora que las huertas criaron hormigón y florecieron las urbanizaciones donde antaño se cultivaban verduras y hortalizas. Con la que está cayendo, veremos qué crece ahora allí, pero esta "caries" de la ciudad se merecen un buen empaste.

Informarse para decidir


La claridad siempre debe seguir a la tormenta, por fuerte que sea


Las nuevas tecnologías permiten que la información que puede recibir la sociedad llegue desde muchos lugares y con muchos formatos, sin limitarse a los medios de comunicación tradicionales. Esto puede suponer un adelanto desde el momento en que cualquier persona puede divulgar cualquier hecho en casi cualquier lugar.
Pero, como en todo, una cosa es la cantidad y otra la calidad. Para que una información sea útil debe pasar por diversas fases. Hay que ver y escuchar, elegir entre el material recogido, decidir qué es relevante, qué es comprensible y qué responde a la realidad de los hechos.
Hay que elaborar una información de calidad, que sea fiable para el receptor porque la fuente sea de confianza, que sea accesible, precisa y detallada sin caer en el exceso. Hay que gestionar de manera adecuada la información obtenida de manera clara y comprensible para que la persona receptora la pueda interpretar sin problemas.
Ante la avalancha de informaciones que recibimos, principalmente  en las redes sociales, hay que mantener una actitud crítica para separar el grano de la paja. Para esto podemos  acudir a los medios de comunicación en los que trabajan periodistas capacitados porque son los que nos informan mejor y así tomar las decisiones más adecuadas. Me parece.