Primaveras frías


Esconjuradero de Apiés


En la mañana de ayer parecía que iba a descargar una buena tormenta sobre Huesca y su entorno. En Apiés, sobre el esconjuradero y primera hora de la tarde, también dominaba el gris sobre el azul. Faltaba el mosen para recitar la plegaria adecuada para estos momentos. Pero esta primavera tan extraña que estamos sufriendo no es un hecho aislado en el clima oscense.
Serafín Casas Abad publicó en 1886 su obra "Guía de Huesca". En la introducción hablaba de diferentes asuntos relacionados con la ciudad y, entre ellas, el clima. Escribió que "las estaciones se marcan bastante bien excepto la primavera", añadiendo que "mientras hay días de marzo y abril hermosos y placenteros por el suave ambiente que se respira, en los mismos meses, en mayo y hasta en junio, hay otros comparables a los de enero y febrero por su baja temperatura, y molestos, además, por el impetuoso viento que sopla con rumbo del Oeste-Noroeste y Noroeste, resintiéndose, como es natural, la salud pública". Vamos, que no hay nuevo bajo el sol. Esto puede seguir, incluso, hasta junio. Así pasaba hace más de cien años.


Manifestación de buitres



Algún rezagado llegaba con la fiesta ya montada

Núcleo duro del grupo de buitres

A este no le gustó lo que vio y se fue enseguida

Estas imágenes están captadas entre Bandaliés y el cruce con la carretera de Loporzano. Es una concentración de buitres que se habría convocado, supongo, para dar cuenta de algún bicho que había pasado a mejor vida. El twitter propio de la especie distribuyó la buena nueva y allí se congregó esa nueva marea. Impresionante. La legada del personal del Comena dio al traste con la fiesta. Todo tiene su fin.

Días de viento y nubes

El somontano oscense desde San Esteban de Ayera

El 22 de mayo fue especialmente ventoso (como ha sucedido con los posteriores), pero la molestia que supone no impidió disfrutar de escenas curiosas. Esta lucha con las nubes está tomada desde la ermita de San Esteban de Ayera. El paisaje del somontano oscense, por lo demás, tan espectacular como casi siempre. Un lujo.

El aparcamiento de San Antonio, más cerca

Obras en superficie el 21 de mayo

Ya falta menos para que el aparcamiento de la Plaza de San Antonio entre en servicio. Parece ser el elementos fundamental en el proceso de peatonalización del centro de Huesca. El desafñio es hacer cambias los hábitos "motores" de muchos oscenses. Quien lo ha entendido pronto es el sector hostelero. Al parecer, las obras de reforma que hay en un par de locales de la plaza, actualmente, vacíos, estarían relacionados con esa actividad. Como diría el periodista Miguel Ángel Aguilar, veremos.

Ayera, al pie de las sierras exteriores


Ayera (27 abril 2013)


Ayera es una pequeña localidad del antiguo abadiado de Montearagón y actual municipio de Loporzano. Está muy cerca de Huesca y de las sierras exteriores del Pirineo central. Esta era su imagen el 27 de abril, un día nublado pero sin lluvia y con la alegría de una buena comida entre amigos.

Libertad, periodismo y sociedad



Concentración de periodistas oscense. 3 mayo 2013
 
3 de mayo, día de la libertad de prensa. Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia. Si democracia no hay libertad. Es una ecuación de elementos imprescindibles. Simplificamos la fórmula. Al final, queda sin periodistas no hay libertad. Pero dejamos en un grupo reducido de personas la responsabilidad del estado democrático de un país. ¿Lo suscribe la sociedad? Habrá periodistas y democracia si la sociedad delega en ellos la tarea que reclaman.
Ahora, la formación del estado de opinión de la gente no depende solamente de los periodistas profesionales. Cualquiera puede colgar en la red algo argumentando que eso es la actualidad e informando. Cuenta lo que pasa. ¿Se es periodista por ello? Si no hay análisis sosegado, crítico y riguroso de lo que pasa para que la sociedad no solamente sepa qué sucede, sino cómo, por qué o qué consecuencias puede tener no hay periodismo. Esto solamente lo puede ofrecer el periodista comprometido con la sociedad de la que forma parte. No es ajeno a ella.
Para ser útil a la sociedad, el periodista debe ofrecer la esencia de la profesión, si no, aunque haya informadores de lo que pasa no habrá periodistas y, según la ecuación primera, no habrá democracia y no habrá libertad. Me parece.