La ermita de la Virgen de la Feixa, en Serraduy

Ermira de la Virgen de la Feixa, en Serraduy


La Vileta es uno de los barrios de Serraduy, municipio del valle del Isábena, en la Ribagorza. Aquí tomamos el camino que lleva a la ermita de Nuestra Señora de la Feixa. Se va ganando altura y se disfruta de un paisaje impresionante. Llegamos enseguida. Está al pie de una elevada muralla de roca, formando conjunto con la casa del santero que estuvo ocupada hasta hace relativamente poco tiempo, según me explicará luego una vecina en Riguala, otro barrio de Serrraduy. Esta vecina me llamará la atención sobre el hecho de que, estando al pie de semejante roca, nunca ha caído ninguna piedra sobre ella, lo que atribuye al saber hacer de quienes la construyeron porque buscaron un lugar al que no le afectaran estas contingencias.
El historiador Manuel Iglesias no tiene dudas al afirmar que los componentes fundamentales de este templo encajan “en el panorama técnico del año 1018 que nos legó piezas tan características como el mismo Roda, Pano, Obarra, Samiter, etc.”. Este autor entiende que la iglesia consagrada por el obispo Borrell de Roda en el año citado es la actual ermita de la Virgen de la Feixa. Luego fue restaurada y el obispo de Roda Lérida, Gombaldo de Camporrells, la bendecía el 6 de diciembre de 1196. Una visita obligada

Descuentos por peatonalización

El cielo no es igual de azul para todos en Huesca
Un cartel en un escaparate oscense lo dice bien claro: "Descuentos por peatonalización". Si alguien consideraba que la sociedad de Huesca presentaba un encefalograma plano, deberá ir cambiando de opinión. El proceso de peatonalización, la reacción ante la reforma educativa o ante la crisis económica, entre otras cuestiones, demuestran que no es así. 
Como suele suceder en Huesca, las grandes concentraciones se producen en asuntos "importantes" como un ascenso del Peñas o el Huesca, las fiestas laurentinas... Pero el debate que se ha generado últimamente en esta ciudad con asuntos como la peatonalización, con iniciativas de los afectados que no se han resignado, es alentador porque cabe pensar que la ciudad tiene pulso, cosa que antaño, a veces, parecía difícil de observar. Otra cosa es cómo se actúa desde los gobiernos, sean locales o nacionales. Pero no resignarse, si se entiende que la acción no es la adecuada, es algo a valorar. Sobre todo si se actúa racional y honestamente. Me parece.

Concluye el Congreso del Libro Electrónico en Barbastro


Manuel Vilas ha afirmado que la literatura sobrevive y sobrevivirá. Lo ha dicho en una mesa del Congreso del Libro Electrónico, clausurado este mediodía en Barbastro. Destacaba la importancia de la obra frente al soporte, algo que ha sucedido a lo largo de la historia.
Ha quedado claro en diversas mesas que la obra bien hecha y atractiva para el lector tendrá futuro, independiente del soporte en que se presente. Lo malo es que en tiempo en que prima lo económico y comercial, los árboles impiden ver el bosque. Se hacen muchas cosas de poca calidad y eso contamina el ambiente. Me parece.

Congreso del libro electrónico en Barbastro

Una de las mesas redondas de la primera jornada
Intensa jornada inaugural del Congreso del libro electrónico en Barbastro y un primer titular (a mi juicio): El problema principal del libro electrónico es la invisibilidad y no la piratería. Lo ha explicado -aunque mejor- una de las ponentes de la tarde, Arantxa Mellado, de Actualidad Editorial.
El precio del libro electrónico respecto al del papel, la piratería en este sector, cómo buscar clientes o cómo promocionar los trabajos editados... son cuestiones prácticas que interesan y que se han tratado en diversas mesas, aunque tal vez no se haya incidido en el valor del contenido del libro. Una obra impresa en papel tiene un precio de edición, de imprenta, incluso puede que el autor reciba un dinero... En el caso de un libro electrónico los gasto serán parecidos, excepto la impresión y el papel. Vale. Y el poder de emocionar, de sentir, de llorar o reír que tiene un libro independientemente del soporte en que se publique, ¿qué precio tiene?

Enseguida llegarán el frío y la nieve

Guara desde la carretera a Biarge

Aunque estos días no acababa de llegar el otoño, al menos en lo que a temperatutas se refiere, repasar las fotos de años pasados permite aventurar lo que vamos a ver, seguramente, dentro de poco. Supongo.
Esta foto se hizo el 17 de diciembre de 2008, a las 12 horas y 40 minutos. Esto de las nuevas tecnologias permite estas informaciones. Impresionante.

Una huelga oficial

Negros nubarrones se ciñen desde hace un tiempo sobre el mundo de la enseñanza
El habitual paseo matinal ha tenido un breve paréntesis con unos amigos con quienes he comentado alguna cuestión relacionada con los hijos, que cursan el mismo nivel en un centro de enseñanza oscense. Ha salido a relucir la huelga de estos días y uno de mis interlocutores me ha dicho que su zagal le vino a casa diciendo que la huelga convocada era una "huelga oficial". Debía ser el pasaporte para un seguimiento estricto. Suponía.
El caso es que la juventud actual asiste a un proceso que no se había dado en nuestra sociedad desde hace unas décadas. En lugar de mejorar sus condiciones de vida, salud, educación, asisten a un proceso inverso que les plantea un incierto futuro. 
Habrá que pensar que, ante este panorama, se recurra a la "huelga oficial" para reivindicar el nivel perdido.

El euro griego

Euro griego

Esta mañana, en la panadería, me hen devuelto un euro. Nada sorprendente si entregas más dinero del que cuesta el producto. Pero resulta que la moneda en cuestión venía de Grecia, a juzgar por la imagen que vemos en esta foto. Un euro de Grecia. Casi parece un chiste de Chiquito de la Calzada que comenzara "ese pedazo de euro griego que llega a Huesca y dice... no puedor...". Los problemas de la sociedad griega o la española no lo son para esta moneda que ha viajado de un extremo a otro del Mediterráneo superando recesiones, rescates y todos los avatares económicos que atenazan al sur europeo. 
Pero bueno, cabe pensar que giregos y españoles seguimos siendo europeos. Me han devuelto un euro heleno en una compra tan local como es la de una barra de pan. El que no se consuela es porque no quiere. Me parece.

La Feria de Biescas

En pleno almuerzo

Biescas ha sido este fin de semana, de nuevo, el punto de atracción más fuerte de la provincia. Su ferio otoñal ha cubierto otra edicicón con un lleno absoluto. Seguramente, de haber existido entradas, se debería habe puesto el cartel de "no hay entradas", Una puesta en escena sencilla y próxima al visitante y una oferta muy atractiva volvieron a ser los elementos para una formula que dio el mejor de los resultados posibles. Enhorabuena.

Allué, al lado de Sabiñánigo

Iglesia y borda en Allué, con cimas del Pirineo al fondo


Allué. es una población situada junto al río Basa. Está muy cerca de Sabiñánigo. Se llega por la Nacional 260, en el tramo que se dirige a Yebra de Basa. Una señal indica el desvío. Pasamos sobre el río por encima de una estructura de tubos y cemento, subiendo luego la corta distancia que separa Allué de la carretera general por una pista de tierra, pero transitable para vehículos convencionales.
Recibe al visitante la iglesia parroquial. Está dedicada a San Juan Bautista. Es un edificio románico reformado en el siglo XVI. Esto último lo confirma un escudo con la fecha 1590 sobre la dovela central de la portada, donde también luce un escudo que representa a un corderito con un estandarte propio de los lugares ligados al monasterio de San Juan de la Peña.
Madoz, a mediados del siglo XIX, escribía en su Diccionario Geográfico que esta localidad está “libre a la influencia de todos los vientos, con cielo alegre, despejada atmósfera y clima saludable”. ¿Qué más se puede pedir? Una señora me confirma este bienestar en el momento presente.
Garcés, Gavín y Satué, en “Arquitectura popular de Serrablo” (1991), destacan de este lugar  las chimeneas troncocónicas, los canetes de piedra y el empaque de algunas de las viviendas. Cuando escribieron este libro, las fachadas estaban revocadas con cal y decoradas a base de rameados. Ahora lucen la piedra con que fueron levantadas y parece que el cambio ha sido para bien.

La fachada de Casa Coll

Fachada de Casa Coll el 3 octubre 2013
Las obras del nuevo edificio de Casa Coll se acercan a su recta final, según se puede observar en la oscense calle de Zaragoza, donde se rehabilita la fachada original del inmueble. Se están retirando los andamios y, así, las cerámicas, forja y muros recuperan una imagen semejante a la que pudieron tener cuando se construyó hace un centenar de años.