El canal de la Hoya y el Guadiana



La plana oscense desde el Pico del Águila

El agua es la principal asignatura pendiente que tienen Huesca y su comarca. Su solución está condicionada por la propia orografía de la zona. Las sierras exteriores del Pirineo se convierten en barrera que obliga al río Gállego a girar al oeste en lugar de seguir descendiendo hacia al sur. Los oscenses, no obstante, siempre han visto en este río la solución a sus necesidades de agua para fijar el desarrollo del territorio. Desde el siglo XVII, la demanda ha sido constante. En los últimos años, que parecen ser el epílogo de las grandes obras hidráulicas, el proyecto se encuentra ante el dilema de ser algo unitario en lista de espera, o se incorpora a lo realizable, apostando por el pragmatismo. Aquí van unos datos sobr el asunto fechados entre 1913 y 1997, para observar que era como un guadiana propio que aparaceía y desaparecía según los tiempos

Bralláns, junto a Las Vilas y el Turbón

El Turbón desde el camino a Bralláns
Esta imagen del macizo del Turbón se ha realizado desde el camino que lleva a Bralláns. Se trata de una pequeña población ribagorzana muy próximo a Las Vilas del Turbón. Para llegar hasta aquí pasas junto al balneario y la embotellladora de las famosas aguas. Debes continuar, pasar por el pueblo que lleva este mismo nombre y, finalmente, llegar a Bralláns. Es una localidad poco conocida pero que, como todas las de este territorio, tiene sus elementos de interés. Como se ve, el paisaje es uno de ellos. Me parece.

El Canal de la Hoya se resiste a desaparecer

La plana oscense desde la Colegiata de Bolea
Manteniendo la reivindicación del túnel de la sierra Caballera para hacer realidad el Canal de la Hoya de Huesca, la asociación que promueve esta obra ha acordado esta tarde, en asamblea extraordinaria,  reclamar la reserva de 50 Hectómetros cúbicos de agua que contemplaba el Plan Hidrológico de 1996 para los riegos de la Hoya al realizarse la primera obra de regulación en el Gállego, desligar esta reserva de agua de los caudales destinados a compensar obras de regulación antiguas o en proyecto y elevar estos acuerdos a la Comarca de la Hoya y ayuntamientos de esta demarcación administrativa solicitando su apoyo. La convocatoria de la reunión se había realizado tras las últimas propuestas planteadas en torno a los riegos de la Hoya y las restituciones por las piezas de regulación planteadas en Biscarrués y Almudévar y que incluía la posible declaración de interés general para los riegos de la Hoya.

Huesca y el agua

Embalse de Montearagón

El agua es un asunto muy importante en cualquier comunidad humana. Sin agua no hay vida posible, según se afirma en la Carta del Agua de Estrasburgo. En Huesca ni abundó y los oscenses, desde el primer momento, se afanaron en aprovecharla al máximo. Sigue siendo escasa, pero jay obras realizadas que mejoran mucho nuestras posibilidades de consumo. No obstante, es probable que los oscenses no seamos conscientes de nuestras limitaciones con el líquido elemento. Recogo aqui un trabajo que publiqué en prensa hace unos años, por si le sirve de interés a alguien de cara a que se conciencie con el asunto.

A las rapaces les gusta el castillo de Loarre

La rapaz en primer plano y el castillo, al fondo
A las rapaces les gusta Loarre. Al menos, el castillo. Esta conclusión se puede sacar si se observa la foto. Sobre la roca del primer plano, ensimismada, está el ave rapaz mirando hacia la mole militar. No sé si avistaba alguna posible pieza para cazar, porque era la hora del almuerzo, o estaba ensimismada disfrutando de la fortaleza románica. Quién sabe. Me decanto por la poesía.

El Moncayo desde la ermita de Aniés

Aniés en primer plano y el Moncayo, al fondo
El 6 de diciembre había niebla en el valle del Ebro. Llegaba hasta Bolea. Desde ahí, el sol brillaba y la mañana era espléndida. Una buena jornada para pasear. Por ejemplo, para subir desde Aniés a la Virgen de la Peña, la ermita colgada en una pared de las sierras exteriores del Prepirineo oscense. Subiendo, al otear el paisaje, surgía al fondo, como siempre que está despejado, la mole inmensa del Moncayo. Medio Aragón a tus pies. Impresionante.