1893: a Canfranc y Olorón en carruaje


La estación de Canfranc comenzó su actividad el 18 de julio de 1928

Cuando entró en servicio la línea ferroviaria de Huesca a Jaca, en 1893, la compañía de los Caminos de hierro del Norte estableció servicios de combinación de sus trenes con los carruajes para, viajeros, equipajes y encargos desde Jaca a Canfranc, Urdós y Olorón.
Los billetes se expendían, a la vez que los del ferrocarril, en las taquillas de las estaciones de Zaragoza y Huesca. La información figuraba en El Diario de Huesca, en su edición del 19 de junio de 1893.  
El asiento para viajero costaba desde Jaca a Canfranc, 18 kilómetros de distancia, en interior o banquetas 2 pesetas 50 céntimos y en delantera, 3'00; desde Jaca a Urdós, 48 kilómetros, en interior o banqueta, 7'40 y en delantera 9'40; y desde Jaca a Olorón, 78 kilómetros, en interior o banqueta 12'40, y en delantera, 15. 
 Ahora podemos llegar a Canfranc en tren, pero como en 1893, debemos pasar a Francia en carruaje, aunque ahora sea un potente turismo o un confortable autobús.

Ni 20 años... ni 50 suponen mucho



Nubes sobre Huesca en agosto de 2006

El tango dice que «20 años no es nada». Tal vez sea así, pero en función del repaso a la actualidad oscense en los medios, ni 20 ni 50 años suponen mucho. En 1965 se organizaba la tradicional suscriptición navideña para ayudas a los «necesitados oscenses». En 2015, en fechas semejantes del calendario anual, se ha recogido comida para el Banco de Alimentos. Cerca de 5.000 familias de la provincia se verán beneficiadas.

Huesca, finales de noviembre de 1965. Está en marcha la Campaña de Navidad. Como todos los años, se ha abierto la suscripción en pro de la Navidad de los necesitados oscenses. Hacer un donativo a favor de esas familias modestas, no es tanto una obra de caridad como de justicia distributiva. En las fechas próximas vamos a invertir en cosas superfluas y hay bastantes que o pueden permitirse satisfacer unos ingenuos caprichos. Nuestro deber está claro: cooperar en la Campaña de Navidad del presente año, con superior generosidad a la de años anteriores. (Diario del Altoaragón)




Huesca, finales de noviembre de 2015. La campaña de "La Gran Recogida" que los Bancos de Alimentos en España han llevado a cabo este fin de semana, va a alcanzar en la provincia de Huesca cifras de récord porque  podrían sumarse cerca de cien mil kilos de comida. Cerca de cinco mil núcleos familiares van a recibir parte de estos alimentos que tendrán que repartirse a lo largo del trimestre. (Radio Huesca)

La que se nos viene encima

Formigales (2010)
Esta foto no es de ahora. Tiene cinco años. Pero sirve de ejemplo sobre nuestra situación. La que se nos viene encima. A ver si acertamos en la salida. Si no, lo tenemos claro. No sé si el 20 de diciembre arrojará algo de luz, pero esto pinta cada vez más oscuro. Me parece. Ójala me equivoque.

Un pensamiento de hace 117 años

La Peña Oroel desde la cara sur
“No es este el momento para que aparezca la discordia entre los partidos políticos en España. Republicano soy y republicano he de morir; pero en estas circunstancias, cuando está de por medio la suerte de mi Patria en lucha con el extranjero, yo no quiero acordarme de que soy republicano, sino de que soy español, y de que pongo por encima de todo el honor y la salvación de mi patria. No he querido la guerra, y no la quiero: apruebo lo que se ha hecho para conjurarla; pero aceptada, sin culpa nuestra, el honor, y aun el porvenir de esta nuestra raza, obligan a que salga de ella inmaculada la honra de esta España, que es la honra de nuestros padres, la honra de nuestros hijos, y, por lo tanto, nuestra propia honra.

De hoy en adelante, y mientras duren estas graves circunstancias que la guerra implica, yo he de estar detrás del Gobierno de mi país y enteramente a su disposición; con una sola reserva, con la reserva de que, cuando aquellas hayan pasado, he de examinar libremente, como es de rigurosa justicia, todo lo que ha ocurrido; las responsabilidades contraídas por los que nos han conducido a este gravísimo estado y la conducta que el Gobierno haya observado u observe en adelante para sacar a salvo lo que todos ansiamos más que la propia vida: la honra y el bien de España”.

(José Fernando González, político republicano nacido en Jaca, senador por la Sociedad Económica de La Habana. Diario de Sesiones de Cortes. Senado. Sesión del jueves, 21 de abril de 1898, página 20)
Tal vez nos sirva como referencia en estos momentos. Pienso.

Por tierras de Rasal

Entre Rasal y la ermita de la Trinidad
El valle del Garona es un espacio de las sierras exteriores del Prepirineo oscense situado entre Arguis y el río Gállego. Mereca una visita reposada porque tiene elementos suficientes para no dejar a nadie decepcionado. Podemos llegar desde Arguis, en el comienzo de la subida al túnel de la Manzanera, o desde la venta de la Garoneta, entre La Peña y Anzánigo. Esta mañana, camino de la ermita de la Trinidad, esta es una de las imágenes a conservar.

Visión ampliada de la imagen anterior



Observado en el Mesón de Puértolas

Los pequeños gatos observaron en silencio las evoluciones del turista
El mesón de Puértolas es un edificio situado junto a la carretera A-138 de Barbastro a Francia por Aínsa y Bielsa. Está un poco ante de llegar a Hospital de Tella si vamos camino del vecino país galo. Lo que no sabía al visitarlo era que tenía unos discretos observadores que no perdían detalle. Cuando los vi y les hice la foto, al escuchar el click, se evaporaron. Pasrecían atentos y tensos. Eso creo. No les convencía el humano de la máquina y el bastón.

Bodegón en el olvido (Torre Baró)

Alguier, queriendo o por casualidad, dejó este «bodegón» improvisado en el patio de una casa
Torre Baró es una población deshabitada de la comarca de la Ribagorza. Se llega tomando un desvío señalizado en la carretera N-230, entre Viacamp y Puente de Montañana. La existencia de abastecimiento de energía eléctrica habla de un abandono de las viviendas posterior al de otras de localidades cercanas, centrado sobre todo en las décadas de los 50-60 del siglo pasado. El silencio, no obstante, es ahora el mismo en todas ellas. 
Ya no sale humo del horno de pan donde se abastecían de un alimento básico los habitantes de esta aldea. Como tampoco gira el molino que sacaba el jugo de las olivas para obtener el aceite, otro alimento casi tan imprescindible como el pan. El tiempo se ha detenido en Torre Baró como en otros tantos lugares del norte de la provincia. Algunos aperos y útiles domésticos que permanecen entre sus paredes permitieron a algún visitante puntual componer improvisados bodegones de cerámica y metal. La aventadora no gira, las cestas de mimbre no se llenan de nada y tras las ventanas nadie mira la llegada de un turista accidental. Las zarzas, en lento e imparable trabajo ocupan progresivamente las casas tras hundirse los tejados que las protegían. Polvo, olvido y desolación ocultan cientos de años de recuerdos y vivencias. 
En Torre Baró todavía permanece en pie su parroquial y el resto de viviendas mantienen un inestable desequilibrio -decir equilibrio sería demasiado- que permite pensar en un rápido amontonamiento de escombros. Aún así guarda alguna sorpresa.

Cuando el expreso de Barcelona a Madrid pasó junto a Huesca


Línea de Huesca a Ayerbe a la altura de Esquedas
Como sucede a menudo, buscando un dato se encuentra otro que no tiene nada que ver con lo que se intentaba encontrar, pero que es interesante en así. Agosto de 1949. En torno al día 25 cayó una tormenta impresionante sobre la Galliguera. Mientras en el diario local Nueva España se destacaba la visita del gobernador a la zona afectada, en La Vanguardia conocíamos un hecho curioso. Según se explicaba en la noticia, el tren expreso que iba de Barcelona a Madrid no pudo pasar por la línea entre Almudévar y Zuera por «desperfectos en la vía férrea». Llegó a Zaragoza «con siete horas de retraso» porque tuvo que circular por la vía Tardienta-Huesca. Cabe pensar que subiría hasta Turuñana y luego bajaría por este ramal para llegar en Zuera a la línea general. Curiosamente, por un día, un tren de esa categoría pasó por Huesca, aunque no entrara en la estación lógicamente, y realizó un trayecto poco habitual: ir de la capital oscense a Zuera por Turuñana y Gurrea. Este es el párrafo de la noticia, que habla de tormentas en el valle del Gállego, publicado en La Vanguardia el 28 de agosto de 1949: «También se registran tormentas y lluvias en la provincia de Zaragoza. La intensa lluvia caída sobre Zuera y Almudévar causó desperfectos en la vía férrea, y el expreso Barcelona-Madrid llegó a Zaragoza con siete horas de retraso, porque tuvo que circular por Tardienta-Huesca». Esto se desprende del texto. Me parece.

Un domingo oscense de verano en 1933

«Calor, danzantes y tómbolas». Asó tiitulaba El Diario de Huesca un breve comentario que incluía en la primera página de su edición del 1 de agosto de 1933. De lo leído se desprende que básicamente, nuestros mayores hacían algo parecido a lo que hacemos nosotros actualmente, aunque haya elementos diferentes: «los veladores, atestados, y las calles y el campo». En casa no quedaba nadie porque era donde más calor hacía. 
El sábado hubo verbena en la piscina y «ni una silla sin ocupar», se escribe en el diario. «Es una verbena que ha arraigado de lleno». El Parque albergón un concierto de la Banda, que en aquelllos años era la militar. Hubo una tómbola y los danzantes ensayaron «como si no se enterasen del tiempo que hace, a juzgar por su actividad, entusiamos y resistencia para ensayar». Estábamos cerca de San Lorenzo.
¿Y el tiempo?: «al calor no le hacen falta más aspavientos ni nuevos adjetivos». El viernes y el sabado habían sido días muy calurosos y el domingo, fecha de redacción de la nota, siguió la tendencia.

El mesón de Fuebla y su impresionante paisaje

El mesón de Fuebla con las tres Sorores al fondo
El mesón de Fuebla está junto a la carretera A-1604, cerca de Boltaña y Campodarbe. Es el último tramo de la arteria de asfalto que recorre el valle del Guarda, «la Guarguera». LIgado tradicionalmenta a la cabañera que viene del valle del Ara y se dirige al Somontano de Barbastro, el edificio actual es obra de las primeras décadas del siglo XX, según se indica en la página web del inventario del patrimonio aragonés (Sipca). Se explica, también, que funcionó como tal mesón hasta la década de los 70: «según testimonios de viajeros franceses, el antiguo mesón de Campodarve se encontraba cerrado y en ruina a finales del siglo XIX. El nuevo conjunto debió de construirse entre 1915 y 1925, según diversas fechas que constan en los pajares y otros edificios auxiliares. Estuvo en activo como mesón hasta principios de la década de 1970». Permanece habitado. Su imagen soprende  la primera vez que se ve, tanto por el estado y composición del conjunto, ya que tienen todos los elemenrtos necesarios para la vida autónoma de sus moradores, como por el paisaje que lo rodea. Aquí hay un par de muestras.


El ganado pasta tranquilo y, al fondo, la inconfudible siliueta de la Peña Montañesa

Un paciente michino

El michino en cuestión aguantó estoico hasta que el fotógrafo acabó
Un paseo por la población de Ibort puede deparar muchas sorpresas agradables. Entre ellas figuró este joven gato que, pacientemente, aguantó hasta que el visitante se organizó para hacer la foto e inmortalizar su imagen. Es un michino con proyección, sin duda. Otro día pasearemos por esta localidad cercana a  Sabiñánigo.

Derribadas en Huesca las primeras casillas de la línea internacional de Canfranc


La primera casilla en septiembre de 2014 y esta mañana
Recientemente han sido derribadas las dos primeras casillas de la linea Huesca Canfranc. Estaban situadas al inicio de la línea a Tardienta, junto a la estación oscense, y en la avenida de Martínez de Velasco. Hace muchos años que estaban fuera de servicio. Cuando comenzó la explotación de la línea, las personas que cuidaban los pasos a nivel vivían allí. Con el tiempo, dejaron de hacerlo, pero los edificios seguían formando parte del paisaje ferroviario, en esta caso de Huesca. Además, con la nota destacada de ser las dos primeras casillas de la ínea que enlazaba Huesca con Canfranc. La siguiente, la del paso a nivel que hay en Ricardo del Arco, se reformó para uso municipal. Del comienzo de la línea en Huesca solamente quedan unos metros de raíles y traviesas, palancas para cambios de vía frente a la zona de las harineras y alguna otra señal. Y mucha vegetación que intenta cubrir todo.
La segunda casilla (Martínez de Velasco) en octubre de 2014 y esta mañana

Cómo cambia el cielo en una hora

El cielo a las siete de la tarde del sábado 12 de septiembre

El cielo a las ocho de la tarde
Este fin de semana ha sido de tiempo cambiante, alternando en Huesca los momentos de claros y nubes, con alfúnb chubasco, pero poca cosa. En una hora había cambios como el de las fotos, Parecía que iban a caer chuzos de punta, pero luego tofo quedó en agua de borrajas.

Tras la tempestad viene la calma

Arco iris tras una vivienda de la calle doña Sancha
El arco iris anuncia del final de la tormenta. La de hoy en Huesca ha sido tremenda. Un trueno continuo que no paraba nunca y agua en abundancia. Lo malo es que semejante volumen de líquido elemento es difícil de controlar. Me parece.

San Lorenzo, san Lorenzo

Los danzantes suben a la Catedreal tras la solemne misa de pontifical
Esta foto la hizo Ana a última hora de la mañana del 10 de agosto. Evoca casi todos los elementos de la fiestas oscense por excelencia: danzantes, la basílica de San Lorenzo, blanco y verde en la ropa, albahaca. ilusión, devoción, sol, la Correría... Faltan los toros. Supongo. Felices fiestas.

Recuerdos de Galicia

Balneario de La Toja
La niebla se va de las Islas Cies

San Andrés de Teixeido
Como resumir un viaje a Galicia es imposible, dejo la imagen de tres lugares que me llamaron mucho la atención.

Trenes, mulos y tejidos de calidad en la Huesca de 1893



Estación de Santa María y La Peña, en la línea Huesca-Jaca

La entrada en servicio de la línea Huesca-Jaca en 1893 tuvo repercusiones inmediatas en la vida económica oscense. La feria de ganado para San André se organizó de otra manera y la posibilidad de viajar «cómodamente en tren » afectó,  incluso, al sector textil de calidad. Así lo aseguraba El Diario de Huesca en su edición del 14 de noviembre de 1893:

Movimiento de viajeros

Los trenes procedentes de Jaca y Sabiñánigo vienen en estos días sobrecargados de viajeros de la montaña, y de algunos franceses, que llegan a Huesca con objeto de ir preparando alojamiento para el ganado mular que han comprado en la feria de Pau, y en otras regiones de la vecina nación.

A pesar de ello, toda la mañana hemos visto que entraban mulares en abundancia que no han utilizado la nueva vía.

También hemos oído asegurar que son muchas las señoras acomodadas de la alta montaña que, aprovechando la primera ocasión que les depara el poder hacer el viaje cómodamente en tren, piensan visitarnos con motivo de la feria, cosa que encontramos a todas luces natural y muy procedente.