Ni 20 años... ni 50 suponen mucho



Nubes sobre Huesca en agosto de 2006

El tango dice que «20 años no es nada». Tal vez sea así, pero en función del repaso a la actualidad oscense en los medios, ni 20 ni 50 años suponen mucho. En 1965 se organizaba la tradicional suscriptición navideña para ayudas a los «necesitados oscenses». En 2015, en fechas semejantes del calendario anual, se ha recogido comida para el Banco de Alimentos. Cerca de 5.000 familias de la provincia se verán beneficiadas.

Huesca, finales de noviembre de 1965. Está en marcha la Campaña de Navidad. Como todos los años, se ha abierto la suscripción en pro de la Navidad de los necesitados oscenses. Hacer un donativo a favor de esas familias modestas, no es tanto una obra de caridad como de justicia distributiva. En las fechas próximas vamos a invertir en cosas superfluas y hay bastantes que o pueden permitirse satisfacer unos ingenuos caprichos. Nuestro deber está claro: cooperar en la Campaña de Navidad del presente año, con superior generosidad a la de años anteriores. (Diario del Altoaragón)




Huesca, finales de noviembre de 2015. La campaña de "La Gran Recogida" que los Bancos de Alimentos en España han llevado a cabo este fin de semana, va a alcanzar en la provincia de Huesca cifras de récord porque  podrían sumarse cerca de cien mil kilos de comida. Cerca de cinco mil núcleos familiares van a recibir parte de estos alimentos que tendrán que repartirse a lo largo del trimestre. (Radio Huesca)

La que se nos viene encima

Formigales (2010)
Esta foto no es de ahora. Tiene cinco años. Pero sirve de ejemplo sobre nuestra situación. La que se nos viene encima. A ver si acertamos en la salida. Si no, lo tenemos claro. No sé si el 20 de diciembre arrojará algo de luz, pero esto pinta cada vez más oscuro. Me parece. Ójala me equivoque.

Un pensamiento de hace 117 años

La Peña Oroel desde la cara sur
“No es este el momento para que aparezca la discordia entre los partidos políticos en España. Republicano soy y republicano he de morir; pero en estas circunstancias, cuando está de por medio la suerte de mi Patria en lucha con el extranjero, yo no quiero acordarme de que soy republicano, sino de que soy español, y de que pongo por encima de todo el honor y la salvación de mi patria. No he querido la guerra, y no la quiero: apruebo lo que se ha hecho para conjurarla; pero aceptada, sin culpa nuestra, el honor, y aun el porvenir de esta nuestra raza, obligan a que salga de ella inmaculada la honra de esta España, que es la honra de nuestros padres, la honra de nuestros hijos, y, por lo tanto, nuestra propia honra.

De hoy en adelante, y mientras duren estas graves circunstancias que la guerra implica, yo he de estar detrás del Gobierno de mi país y enteramente a su disposición; con una sola reserva, con la reserva de que, cuando aquellas hayan pasado, he de examinar libremente, como es de rigurosa justicia, todo lo que ha ocurrido; las responsabilidades contraídas por los que nos han conducido a este gravísimo estado y la conducta que el Gobierno haya observado u observe en adelante para sacar a salvo lo que todos ansiamos más que la propia vida: la honra y el bien de España”.

(José Fernando González, político republicano nacido en Jaca, senador por la Sociedad Económica de La Habana. Diario de Sesiones de Cortes. Senado. Sesión del jueves, 21 de abril de 1898, página 20)
Tal vez nos sirva como referencia en estos momentos. Pienso.

Por tierras de Rasal

Entre Rasal y la ermita de la Trinidad
El valle del Garona es un espacio de las sierras exteriores del Prepirineo oscense situado entre Arguis y el río Gállego. Mereca una visita reposada porque tiene elementos suficientes para no dejar a nadie decepcionado. Podemos llegar desde Arguis, en el comienzo de la subida al túnel de la Manzanera, o desde la venta de la Garoneta, entre La Peña y Anzánigo. Esta mañana, camino de la ermita de la Trinidad, esta es una de las imágenes a conservar.

Visión ampliada de la imagen anterior