Una mariposa posando en el valle de Lierp

Bajando de la capilla de San Antonio, Enfrente de Egea, en el valle de Lierp, amaneció esta mariposa cuando me disponía a fotografiar las margaritas aquí presentes. El bicho se recreó con ela escena y aqui van dos imágens más:

Aquí gira para verla desde otro lado
Viendo la foto en el ordenador parecía que la mariposa me miraba para comprobar que estaba atento a la faena.


Acaba y se dispone a volar
Luego llegó una compañera, pero fotografiar dos mariposas al mismo tiempo y que la foto no esté desenfocada es difícil. Aún no he llegado al capítulo correspondiente del cursillo. Y todo con el valle de Lierp y la mole del Turbón aquñi mismo:
El Turbón y compañía


Un carbonero caído en San Úrbez de Nocito

Ejemplar joven de carbonero común
Una visita a la ermita de San Úrbez de Nocito concluyó con una peripecia ornitológica. Puso de manifiesto la buena volunta de unas personas. Tras ver un pajarico caído de su nido, tiempo les faltó para buscar una escalera para depositarlo de nuevo en su «domicilio». Un vecino de Nocito les comentó que no hacía falta dejarlo en el nido, que situándolo en un lugar a cobijo, la madre le llevaría la comida y, en pocos días, estaría en condiciones de volar.
Piñas en un pino

El paseo entre Sab Úrbez y la pardina de La Torre permitiò disfrutar de paisajes y sonidos que será difñicil olvidar. También pudimos ver cómo un pini caído, que mantuvo bajo tierrra las raíces, va generando nuevas ramas y nuevas piñas, pese al cambio de situación.
El color blanco destacaba entre el verde de la hierba

Una margarita siempre será una margarita, aunque esté un poco desenfocada. Me parece.
 
Guara y la capilla de la patrdina de La Torre

Y Guara, siempre Guara, miraras desde donde miraras








En Abay, tras la cosecha

Mirando  a la Peña Oroel desde Abay
La cosecha ha terminado. El grano está en el almacén y la paja en un extremo del campo, empaquetada. Pero la Peña Oroel, como siempore, permanece allí, cerca de Abay, cerca de Jaca.

Un paseo por el camino de las ermitas en Radiquero

Camino de la Virgen de Viña
El punto de partida de esta excursión es Radiquero. Hasta esta población se llega por la carretera A-1233, desde Adahuesca o por la A-1232, que enlaza Barbastro y Alquézar. Junto al camino por el que se accede al molino de aceite y la fuente hay otro, señalizado, que nos lleva a tres ermitas: San Fabián y San Sebastián, Santa Águeda y la Virgen de Viña. Estamos en el Camino Natural del Somontano de Barbastro.
El recorrido comienza por un camino que enlaza las fincas agrícolas del entorno. Dejamos a la derecha la fuente de la Cananella. Una señal invita a desviarse del trazado principal, para acercarse a la ermita de los santos Fabián y Sebastián.
El edificio queda a la izquierda del camino principal, pero el desvío está señalizado y no hay pérdida. Es de planta rectangular y dos fases de construcción, según un panel informativo adosado a la fachada. La última sería la de 1699, según consta en una inscripción que recoge este panel. La pena de este templo es que desapareció un retablo que había en su interior, obra de Pedro García de Benabarre, uno de los pintores góticos más importantes del siglo XV en la Corona de Aragón.